Remodelación del Port Esportiu de Tarragona

En la actualidad el Port Esportiu de Tarragona registra escaso interés entre los vecinos tarraconenses como demuestran sus locales vacíos y una escasa afluencia de público que hizo decaer su actividad tras el auge del ocio nocturno. Ahora sus gestores quieren revertir la situación con el impulso de una importante inversión económica en esta zona de la ciudad tarraconense. La futura remodelación del Port Esportiu de Tarragona incluirá la mejora de los accesos y la zona de aguas de las instalaciones para dinamizar el entorno, gracias a una inversión económica de 3,5 millones de euros.

Nàutic Tarragona SA es la sociedad que gestiona el recinto y ha presentado el anteproyecto a los propietarios de los amarres y los locales en dicha zona. Ha dado a conocer las líneas básicas de una intervención económica para llevar a cabo la reforma que empezó hace año y medio.

De los 44 locales del recinto, más de una veintena están cerrados y los que siguen abiertos principalmente se dedican a la restauración. La parte de arriba se mantendrá para la restauración, mientras que los locales de la planta baja quieren atraer a empresas especializadas en servicios marítimos como alquiler de embarcaciones, escuelas de buceo, etc. El nuevo reglamento no incluirá actividades de discoteca ni similares.

El presidente del Real Club Náutico de Tarragona, Manel Cremades, quien también es el máximo accionista (51%) de Nàutic Tarragona SA, ha explicado que la empresa de ingeniería Idom se ha hecho cargo de la iniciativa, que se dividirá en tres partes.

Remodelación del Port Esportiu de Tarragona.
Locales cerrados en el Puerto Deportivo de Tarragona.

La futura remodelación del Port Esportiu de Tarragona contará con una inversión de 3,5 millones de euros

La primera fase prevé una intervención en la zona de los pantalanes. A pesar de que la ocupación de los amarres es buena (en torno al 75%), las instalaciones se han quedado obsoletas y han registrado incidentes como consecuencia de su deterioro. Se sustituirán las cinco estructuras de hormigón, además del dique de abrigo, por otras de aluminio para mejorar el servicio con nuevas tecnologías. Todas las torretas tendrán conexión WiFi y los propietarios podrán conectarse de forma remota con la terminal móvil para dar servicio de luz o agua en la zona.

En la segunda etapa de esta remodelación del Port Esportiu de Tarragona se ampliará la zona de aparcamiento, junto a la Playa del Miracle, y se sustituirá el pavimento, además de incluir también el cambio del sistema de alumbrado por tecnología tipo Led, y una zona ajardinada con parque infantil, junto a las instalaciones del Club Nàutic.

La tercera fase de la remodelación será la más ambiciosa de todas. Incluye la mejora de los accesos y la construcción de una escalinata en el extremo desde el Paseo Marítimo para facilitar que la gente pueda acceder directamente a los locales de la parte inferior, dejando una zona para subir y bajar, aunque también tendrá forma de gradería por si quieren realizar alguna acción complementaria en el futuro para que pueda aprovecharse un espacio que ahora está totalmente inutilizado.

Además se abrirá un paseo de madera de resina con el ala lateral del Port Esportiu para poder acceder al paso subterráneo que quedará en el extremo junto al local Brisa (que ahora es muy estrecho) y se ensanchará para darle mayor visibilidad. Además, se mejorará la accesibilidad para personas con movilidad reducida mediante la instalación de un ascensor de cristal para facilitar su bajada a la planta inferior.

El nuevo Port Esportiu de Tarragona podría ser una realidad en 2021

El presidente de Nàutic Tarragona SA defiende esta remodelación del Port Esportiu de Tarragona porque el conjunto de las intervenciones debe mejorar el flujo de personas para crear un nuevo dinamismo en esta zona de Catalunya. La sociedad que explota el Port Esportiu tiene previsto acabar el plan de negocio y el estudio financiero este mes de noviembre para que pueda estar sobre la mesa a finales de año.

Finalmente Puertos del Estado dará luz verde a esta inversión para seguir adelante y calcula que podrían empezar la primera fase de las obras en 2020 con un plazo previsto de obras de uno a dos años para que el nuevo Port Esportiu de Tarragona pueda ser una realidad en el año 2021.

La licencia de explotación actual termina en 2024, tras 30 años de concesión y Nàutic Tarragona SA quiere conseguir una prórroga de otros 15 años, hasta 2039. Para ello, la sociedad deberá invertir entre 2,5 y 3 millones de euros en el equipamiento, tal como marca la Ley de Puertos con el objeto de que finalice dicha concesión.

La reforma del Passeig Marítim sigue en fase de ejecución y debe ser una realidad el primer trimestre del año que viene como paso previo para la recuperación definitiva gracias a esta remodelación del Port Esportiu de Tarragona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies