El Banco de Alimentos de Girona sigue creciendo

El Banco de Alimentos de Girona se creó en el año 1988 y desde entonces no ha parado de crecer. De las cinco toneladas de comida que comenzó repartiendo en un principio, actualmente ya gestiona más de 2.700 toneladas entre más de 35.000 beneficiarios. En este sentido, el Banco de Alimentos de Girona sigue creciendo y el centro calcula que durante estos 30 años se han distribuido cerca de 25 millones de kilos de alimentos entre los ciudadanos más necesitados.

La entidad celebra este año su 30 aniversario y ha organizado para el próximo sábado una jornada de puertas abiertas con el objetivo de explicar a la ciudadanía la labor social que realizan a diario. La conmemoración comenzará el viernes por la tarde con un acto institucional que servirá para inaugurar la ampliación de las instalaciones del centro, que ha multiplicado por dos la capacidad de almacenaje y de las cámaras de refrigerado y congelación. También se rendirá homenaje a los particulares y empresas que les han prestado su apoyo durante todos estos años.

El Banco de Alimentos de Girona sigue creciendo.
Logotipo del Banco de los Alimentos de Girona.

Después de 30 años el Banco de Alimentos de Girona sigue creciendo cada día

En el año 1990 este centro de Catalunya distribuía más de 26 toneladas a cerca de 1.500 personas. En 2005 el centro pasó a repartir casi 200 toneladas a unos 9.800 beneficiarios y, cinco años más tarde, la cifra se disparó con la llegada de la crisis económica llegando a alcanzar las 1.225 toneladas repartidas entre un total de 24.462 personas.

Más tarde, entre los años 2014 y 2015, el Banco de Alimentos llegó a repartir más de 3.000 toneladas de comida distribuidas entre más de 39.000 beneficiarios pero estos datos se han ido reduciendo durante los tres últimos años. El año pasado se repartieron un total de 2.764 toneladas entre unas 35.620 personas.

Desde el Banco de los Alimentos de Girona quiere que los actos del 30 aniversario sirvan para mostrar el trabajo que realizan. Para ello, el sábado abrirá sus puertas a todas las personas que se quieran acercar a los almacenes y oficinas que tienen en la calle Palol d’Onyar de Girona, donde los voluntarios del centro explicarán a los asistentes en diferentes turnos, el origen del centro, los objetivos de la lucha contra la pobreza alimentaria y el desperdicio de comida y, sobre todo, de donde provienen los alimentos, cómo se reparten entre la gente, con qué criterios y a qué personas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies