Economistas de Catalunya prevén mejoría en 2018

El Colegio de Economistas de Catalunya (CEC) ha rechazado los análisis alarmistas sobre el impacto de la crisis política sobre la economía y ha asegurado que el mes de octubre ha estado enmarcado en una normalidad con perfil bajo, mientras que las previsiones para el próximo año 2018 son bastante mejores de las que se han hecho públicas. En este sentido los economistas de Catalunya prevén mejoría en 2018, en base al informe que recoge datos sobre ámbitos del comercio minorista, venta de turismos, llegada de viajeros, evolución de las pernoctaciones turísticas y contratos de la campaña de Navidad, entre otros factores reguladores del nivel económico en cada momento.

Esta institución cuenta con más de 8.000 colegiados en la Comunidad Autónoma de Catalunya y el presidente de la Comisión de Economía Catalana del Colegio de Economistas, Modest Guinjoan, ha subrayado que octubre se ha comportado económicamente con una normalidad de perfil bajo, por lo que ha descartado los mensajes alarmistas de caos generalizado en la economía catalana y su futuro.

Según los datos turísticos analizados, el número de viajeros que recibió la región de Catalunya en octubre de 2017 se redujo en un 4% y la cifra de pernoctaciones cayó un 2,8%. Según Guinjoan, se trata de unas cifras muy por debajo de algunos datos que se han barajado y ha recordado que, además de la inestabilidad política, el turismo ha tenido que afrontar el impacto de los atentados del pasado mes de agosto.

En cuanto al comercio, las ventas de los establecimientos asociados a Comertia (Asociación Catalana de la Empresa Familiar de Comercio) se han reducido en torno al 4% en octubre, produciendo una caída que el Colegio atribuye al factor arrastre de los productos textiles, afectados negativamente por las altas temperaturas y no tanto por la crisis política actual que vive la región catalana.

Economistas de Catalunya prevén mejoría en 2018.
Sede del Colegio de Economistas de Catalunya.

Desde el Colegio de Economistas de Catalunya prevén mejoría en 2018 a pesar de la crisis política

Respecto al mercado de viviendas del área metropolitana de Barcelona, el informe señala que se ha comportado con normalidad en cuanto al alquiler y la compra-venta para residentes, mientras que ha sufrido un retroceso en cuanto a las inversiones.

Por otra parte, la previsión de contratos para la campaña de Navidad se han incrementado un 19 % respecto al año anterior, según apunta Adecco, y un 11,6 %, según Randstad, por lo que también apunta a la normalidad.

En definitiva, la economía catalana demuestra una buena situación y no preocupa demasiado la advertencia de la patronal Foment del Treball sobre un posible daño en la economía productiva de la crisis política que vive Catalunya, más allá de la marcha de las sedes sociales y/o fiscales y la fuga masiva de empresas fuera de la región catalana.

Por último, los economistas catalanes también son muy críticos con las previsiones económicas para el año 2018 realizadas por instituciones como el BBVA Research o Funcas, que han reducido el crecimiento previsto como consecuencia de la crisis política. Y pese a admitir que la incertidumbre política no es buena, los economistas de Catalunya prevén mejoría en 2018 porque el Colegio cree que el próximo año se comportará mejor que lo que indican estas previsiones alarmistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies